Linux: mejor y más seguro

Slashdot se hace hoy eco de un interesante artículo de Wired, que comenta los resultados de un estudio, de cuatro años de duración, realizado por informáticos de Stanford University sobre los 5.7 millones de líneas de código del kernel de Linux.

El estudio concluye que existen 985 bugs en el kernel 2.6, una cifra despreciable si se compara con la media de bugs del software comercial (20-30 bugs por cada 1000 líneas de código), lo que llevaría a esperar entre 114.000 y 171.000 bugs en el kernel Linux.

La conclusión es, pues, clara: "Nuestro hallazgos muestran que Linux contiene una tasa de defectos extremadamente baja y es una prueba de su fuerte seguridad."

El código de Windows XP consta de 40 millones de líneas. Su calidad no es medible por la comunidad, al menos de otra forma que no sea la experiencia directa.

Preferencias de visualización

Seleccione su forma preferida de visualizar los comentarios y pulse el botón para guardar sus preferencias.

¿Stanford? ¿para qué?

Kriptópolis: cuéntanos algo que los/as usuarios/as de Linux no sepamos ya ;)

Te cuento lo que quizás no sepas...

Helena, los que adoptamos Linux quizás nos guste, nos interese y vivamos buscando el mínimo resquicio que pueda poner en peligro "nuestra" seguridad, lo reconozco: alguna especie de paranoia nos aqueja.
Pero al usuario normal, a ese que sólo le interesa navegar, sin capitán y sin bandera, al que le interesa que sus mails vayan y vengan, definitivamente no.

Lo ven como a un engendro críptico e indescifrable, directamente lo odian. Apenas lo instalan (o se lo instalo, siempre y cuando no venga preinstalado en la nueva PC para abaratar costos), y comprueban que la mitad o más de las cosas que "gozaba" con su SO estrella en su vieja máquina no funcionan, y jamás van a funcionar hasta que no se convierta en un usuario semiexperto, me piden con una mal disimulada cara de asco que les vuelva su preciado ordenador al origen, con ese SO amigable y conocido que "bueno por conocer".

Asi son las cosas, al punto que por complacer a mis clientes, que al fin y al cabo son los que me dan de comer, he dejado de usarlo también yo...Y los comprendo.
También concluyo en que al 90% de los usuarios SOHO no les importa ni les importará jamás el tema seguridad, y he aprendido a decir sólo lo que ellos están dispuestos a escuchar, no obstante, insisto en que ese no es un tema menor, pero no mucho, corro el grave riesgo de ir perdiéndolos uno a uno y no precisamente de a poco, a pesar de que con una sóla flauta un buen señor liquidó todas las ratas de una ciudad.

Víctor Hugo

Linux como herramienta

Como quiera que ya hemos discutido extensamente (aunque sin llegar a ningun acuerdo) las implicaciones que a juicio de cada uno tienen el Linux y el software abierto en general sobre el status económico de los diferentes grupos de personas que interactúan en el sector informático, hoy me gustaría tratar otro aspecto de la cuestión al hilo de lo que comenta vicverg.

Hace unos años, un amigo mio decidió que quería irse a vivir al campo porque estaba harto de pantallitas y luces de fluorescente. En una librería del centro compró un libro titulado "Vivir en el campo" en el que se detallaban todas las técnicas necesarias para poder ser un campesino modelo. En lecciones compactas y en lenguaje muy claro, el autor explicaba tanto la teoría como la práctica. En el apartado dedicado a la ganadería ofrecía variantes de la matanza más aptas para urbanitas que las técnicas tradicionales como matar a los terneros de un tiro en la cabeza o romper el cráneo del cerdo con un martillo rompe-aceras antes de colgarlo por los pies para desangrarlo a fin de evitar la lucha desigual gancho en mano en la que el cerdo tendría muchas oportunidades de escapar y en todo caso el urbanita quedaría asqueado del sufrimiento que causaría su inevitable torpeza. El motivo por el que traigo esto a colación es un recuadro en este capítulo. El autor decía que para despellejar y descuartizar a un animal existían una serie de cuchillos con formas especiales que facilitaban grandemente la tarea y mostraba sus siluetas para quien quisiera adquirirlos. Sin embargo, realizaba en mayusculas un aviso muy importante basado en su experiencia personal. Si el urbanita no tenía práctica alguna era mejor que adquiriera un juego de cuchillos normales. Los cuchillos especiales resultaban muy prácticos para el experto pero eran inmanejables para el novato.

Todo esto lo digo porque refleja claramente mi opinión en el debate Windows vs. Linux. Si alquien es un experto que quiere ir más allá del Word&Excel y juegos, encontrará en Linux una herramienta que le proporcionará goce sin fin dandole el control total de su ordenador que Windows le "roba". Igualmente, una empresa que esté desarrollando un sistema de control númerico, un NAS o cualquier tarea que requiera un manejo ultradetallado de los procesos internos del ordenador, preferirá Linux a la caja cerrada de Windows y su desesperante tendencia a hacer lo que le da la gana. Por otra parte, existen muchas situaciones en las que las opciones de configuración de un software son tan complejas que sería más fácil tomar las fuentes y modificarlas ya que estas han sido escritas en un lenguaje conocido mientras que la configuración debe hacerse en una sintaxis inventada sobre la marcha con mayor o menor fortuna. Finalmente, en entornos en los que los usuarios son expertos como son los ISP o los administradores de sistemas, la compartición de código (y de know-how) crea una ventaja comparativa para el conjunto de los que comparten. Todo esto son las bazas del Linux y del software abierto como herramientas a disposición de los programadores y personas expertas. Yo estoy de acuerdo con esto y creo que es una gran cosa que exista el software abierto.

En lo que difiero es que haya que organizar una yihad anti-microsoft usando el Linux como arma arrojadiza y que queramos que lo que es bueno para gente experta sea bueno para usuarios normales. En lo que difiero también es en que queramos meter a todos los propietarios de ordenador en el selecto grupo de los que saben (o les importa) que narices es un sistema operativo y como funciona por dentro. Dejemos a los usuarios normales que disfruten (o sufran o lo que sea) con Windows y que solo aquellos que sientan la necesidad de ir "más allá" utilicen Linux. Esto no lo digo para protejer mi negocio o mostrar mi ignorancia (ya que algunos insisten en que estos son mis dos objetivos vitales) sino como una reflexión basada en la historia del cuchillo o en muchos otros casos en los que lo que para un experto es un rollo patatero, para un novato es simple y ergonomico y viceversa. No creo que tenga mucho sentido que embarquemos a la gente en una campaña de evangelización para que se vuelvan locos instalando Linux sin que nadie (excepto aquellos que hacen de esta evangelización un modus vivendi o una fuente de satisfacción de su odio hacia Bill Gates por ser mas rico que ellos) saque nada en limpio. Ahora que si alguien se quiere entretener en crear un Linux que se instale solo, que instale dispositivos facilmente y que tenga la pinta de Windows (o en el limite que permite correr aplicaciones de Windows) por mi que lo haga que me parece muy bien que cada uno gaste el tiempo (o el dinero) como tenga por conveniente. Mientras los que lo hagan o bien cobren o bien renuncien a su tiempo y/o dinero libremente, no tengo nada que decir.

Opinar

  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <sub> <ul> <ol> <li> <hr> <br> <p> <u> <strike> <pre> <blockquote> <div>

Más información sobre las opciones de formato...

Captcha Image: you will need to recognize the text in it.
Por favor, teclea las letras que ves en la imagen superior.